Doxa. Cuadernos de Filosofía del Derecho

Una breve réplica

Larry Laudan

DOI: https://doi.org/10.14198/DOXA2005.28.12

Resumen

Se trata de una réplica del autor a las observaciones de Michele Tarufffo, Marina Gascón y Juan Igartua Salaverría al artículo "Por qué un estándar de prueba subjetivo no es un estándar", de Larry Laudan. En su opinión, los tres comentarios tienen en común cierto optimismo acerca de que los problemas del estándar de prueba de la duda razonable o de la íntima convicción se podrían solucionar, al menos en parte, si los veredictos acerca de los hechos dependieran de jueces profesionales, instruidos en Derecho y en los patrones de inferencia judicial, y no dejurados, y éstos estuvieran realmente obligados a justificar sus decisiones. En opinión del autor, sin embargo, el problema es que el propio estándar de prueba de la duda razonable o de la íntima convicción es profundamente vago e incomprensible, sea para un juez profesional o para un juez lego, por lo que no tiene sentido obligar a justificar una decisión tomada a partir de un estándar cuyo significado no está claro.

Palabras clave

Prueba judicial; Estándares de prueba; Duda razonable; Íntima convicción; Subjetividad

Texto completo:

PDF (23,92 kB) Estadísticas


DOI: https://doi.org/10.14198/DOXA2005.28.12





Copyright (c) 2005 Larry Laudan

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.